El sexto Shabat de los refugiados tiene un alcance mundial y un enfoque local

Por Ayelet Parness

HIAS.org

El sexto Shabat de los refugiados tiene un alcance mundial y un enfoque local

Congregantes de la Congregación B'nai Zion empaquetan alimentos y artículos de higiene en paquetes de atención en su evento Shabat de Refugiados el 2 de febrero de 2024 en El Paso Texas (Peter Svarzbein)

La rabina Sharon Kleinbaum comenzó la misa del viernes 2 de febrero en la Congregación Beit Simchat Torá de Manhattan pidiendo a los que se unían a la sinagoga por primera vez que se presentaran. Los recién llegados, procedentes de lugares tan cercanos como Brooklyn y tan lejanos como París, pronunciaron sus nombres y ciudades de origen desde sus asientos. A lo largo de las respuestas se dieron pistas sobre la velada que se avecinaba: "Estoy aquí porque soy un bebé de la HIAS", dijo una mujer. "He recibido servicios jurídicos del CBST y me siento honrada de estar aquí", dijo otra.

Las historias y el trabajo de inmigrantes y refugiados se entretejieron a lo largo del servicio del Shabat de los Refugiados de la sinagoga. Las oraciones fueron acompañadas de música compuesta por inmigrantes en Estados Unidos y se intercalaron con un discurso de Rebecca Kirzner, directora de defensa y organización de base de HIAS. Fueron acompañados por los testimonios de asilados que han ganado sus casos con la ayuda de la Clínica de Inmigración Ark de la sinagoga. Iniciada en 2019, la Clínica de Inmigración Ark proporciona principalmente apoyo jurídico a LGBTQI++ y solicitantes de asilo VIH positivos. Decenas de mariposas se alinean en la pared del salón social de la sinagoga, cada una representando a un asilado que ganó su caso a través de la clínica.

"Es ayudar a la gente, salvar a la gente", dijo Oleg, un asilado de Rusia que ganó su caso en enero de 2024 tras seis años de espera. "Me ayudaron a preparar la entrevista, organizaron mi caso... confiaron en mí. [Ahora,] puedo planificar mi vida, puedo pensar en mi futuro".

Una voluntaria de la Clínica de Inmigración del Arca de la Congregación Beit Simchat Torah añade una mariposa al muro, símbolo de un asilado que ha ganado su caso con la ayuda de la clínica. Se añadieron tres nuevas mariposas al muro con motivo del Shabat de los Refugiados, celebrado el 2 de febrero en Nueva York. (Ayelet Parness/HIAS)

Alcance mundial

Durante los últimos seis años, el Shabat anual de los Refugiados de HIAS ha invitado a comunidades y personas de todo el mundo a conocer y reafirmar su apoyo a los refugiados, solicitantes de asilo y otras personas desplazadas por la fuerza. La ocasión de este año llega en un momento difícil. Más de 110 millones de personas han sido desplazadas en todo el mundo, una cifra que sigue creciendo rápidamente debido a los conflictos en curso en todo el mundo. Y para las comunidades judías de todo el mundo, los recientes acontecimientos en Israel y Gaza tienen una gran importancia.

"Tras los atentados del 7 de octubre en Israel, no hay duda de que el mundo se siente diferente este año - hemos llorado, cuestionado nuestras certezas, y a veces hemos estado enfadados y asustados", dijo la rabina Megan Doherty, educadora principal de HIAS para el compromiso comunitario. "Pero también hemos recurrido a profundos pozos de resiliencia para afirmar la alegría judía y continuar el importante trabajo que estamos haciendo en nombre y en solidaridad con las personas desplazadas por la fuerza."

A pesar del difícil contexto, más de 300 comunidades de Estados Unidos y de todo el mundo -incluidas las de Alemania, Reino Unido, Bélgica, Polonia, Suecia, Chequia, Ghana, España, Moldavia, Israel, Hungría, Venezuela y Canadá- y casi 300 personas se inscribieron este año para celebrar el Shabat de los Refugiados. A pesar de este alcance mundial, muchas comunidades aprovecharon su celebración para centrarse en las experiencias y necesidades de los desplazados de su zona.

En El Paso (Texas), al otro lado de la frontera con Ciudad Juárez (México), la Congregación B'nai Zion se asoció con el Programa Kulanu de la ADL para celebrar un Shabat de los Refugiados centrado en los solicitantes de asilo locales. Entre los oradores se encontraban Marisa Limón Garza, directora ejecutiva del Centro de Defensa del Inmigrante Las Américas, y dos solicitantes de asilo cubanos judíos recién llegados que hablaron sobre su viaje para llegar a El Paso. Antes de que comenzara el Shabat, los miembros de la sinagoga se reunieron para donar y empaquetar alimentos y artículos de higiene personal en paquetes de atención para los solicitantes de asilo a través del Banco de Alimentos El Pasoans Fighting Hunger.

"Fue un evento muy inspirador y significativo", dijo Peter Svarzbein, coordinador de Kulanu de la sinagoga, gerente de compromiso comunitario de ADL El Paso, y ex miembro del consejo de la ciudad de El Paso. "Ir detrás de los titulares y ser capaz de escuchar las historias y sobre la realidad de lo que está ocurriendo en nuestra comunidad dejó a nuestra congregación con hambre de ayudar aún más."

En todos los EE.UU., la red de socios de reasentamiento de HIAS participó en el Shabat de los Refugiados enviando oradores para ofrecer a las comunidades locales información sobre las experiencias de los refugiados en su zona. En el Templo Beth-El de San Petersburgo, Florida, Michaela Inks, Directora de Recursos e Integración de Refugiados del JFCS de la Costa del Golfo, habló a la congregación y luego dirigió a los congregantes más jóvenes en una actividad de lectura y manualidades, leyendo Stepping Stones, la historia del viaje de una familia de refugiados sirios hacia la seguridad. Después, los niños decoraron rocas para su jardín de la bondad.

Michaela Inks, directora de integración de refugiados y recursos del socio de reasentamiento de HIAS, Gulf Coast JFCS, dirige a un grupo de niños en las actividades del Shabat de los Refugiados en el Templo Beth-El de San Petersburgo, Florida, el 2 de febrero de 2024. (Templo Beth-El)

Combatir el odio mediante la educación

El Centro Judío Internacional de Bruselas (Bélgica) ha sido un socio clave en el programa Vecinos, financiado por la UE, cuyo objetivo es combatir el antisemitismo, la xenofobia y la islamofobia a través de la educación. Para el Shabat de los Refugiados, los servicios del sábado por la mañana se dedicaron a acoger a los refugiados y a los recién llegados. En particular, la oración de sanación se leyó desde este punto de vista, rezando por la salud y la seguridad de los refugiados, expuestos a diversos peligros en sus países de origen, durante sus viajes y en las comunidades de acogida.

En Caracas, Venezuela, la presencia de HIAS en la comunidad judía ha crecido enormemente en los últimos años. Este año, 60 personas se reunieron en la Unión Israelita de Caracas para un programa de Shabat de Refugiados el viernes por la noche.

"HIAS forma parte de la vida de la comunidad judía en Caracas, y siempre hay alguien que viene a contar cómo su familia recibió ayuda de HIAS", dijo Raquel Nuchi, coordinadora de compromiso comunitario de HIAS en Venezuela. "Cada año, se ha vuelto común reunirse para orar por los refugiados del mundo. Los espacios comunitarios están llenos de actividades, [incluyendo] talleres en torno a temas de empleabilidad, emprendimiento y salud mental."

Participación en los círculos de bienvenida

En comunidades de Estados Unidos y Europa, los Círculos de Acogida y los grupos de patrocinadores privados del Cuerpo de Acogida aportaron sus puntos de vista personales y tanto los refugiados como los voluntarios compartieron sus experiencias.

"Estoy muy contento de tener por fin la oportunidad de ver a las personas que hicieron que nuestra familia estuviera a salvo", comenzó Andreii su discurso ante el Templo Akiba de Culver City (California), una comunidad que, a través de su Círculo de Bienvenida, ayudó a su familia a establecerse en Estados Unidos tras huir de la guerra en Ucrania. "Siempre quisimos ser autosuficientes e independientes, tal como nuestros padres nos habían educado. Las expectativas de ayuda... nunca fueron inherentes a nosotros, hasta el estallido de la guerra".

Andrii, que fue desplazado junto con su familia por la guerra en Ucrania, cuenta su historia en el Shabat de los Refugiados del Templo Akiba el 2 de febrero de 2024 en Culver City, California. 

En Moldavia, la comunidad judía trabaja como Círculo de Acogida, asistiendo a refugiados ucranianos desde el comienzo de la guerra. En el Shabat de los Refugiados, voluntarios del Círculo de Acogida, beneficiarios y miembros de la comunidad se reunieron en torno a una comida con música y actividades artísticas sobre temas relacionados con el desplazamiento. Muchos otros Círculos de Acogida europeos celebrarán el Shabat de los Refugiados el fin de semana del 24 de febrero, segundo aniversario de la guerra en Ucrania.

De hecho, comunidades de todo el mundo seguirán celebrando el Shabat de los Refugiados a lo largo de este mes y hasta bien entrada la primavera. La próxima semana, jóvenes solicitantes de asilo y "amigos" del programa JUMP de HIAS + JCORE asistirán a la obra de teatro "The Boy at the Back of the Class", que cuenta la historia de un joven refugiado sirio que llegó al Reino Unido sin su familia. El programa JUMP empareja a jóvenes solicitantes de asilo y refugiados no acompañados con un voluntario adulto formado e investigado para que les proporcione amistad y apoyo para desenvolverse en la vida en el país.

"Ha sido maravilloso escuchar todas las historias de cómo nuestra comunidad se ha manifestado para afirmar su compromiso con las personas desplazadas en este difícil momento", dijo el rabino Doherty. "Nos ha sorprendido el número de personas de comunidades de todo el mundo que se han unido a nosotros para utilizar el Shabat de los Refugiados como una oportunidad para descansar y reflexionar, celebrar nuestros logros y comprometernos de nuevo con la creación de un mundo más justo, acogedor y compasivo."

Buscar en HIAS