Las ONG cumplen un año desde la activación de la Directiva de protección temporal 

El 4 de marzo de 2022, en un espíritu de solidaridad con el pueblo de Ucrania, el Consejo de la Unión Europea activó por unanimidad la Directiva de Protección Temporal (DPT ), por primera vez desde su adopción en 2001. Esta decisión histórica ha permitido a millones de refugiados de Ucrania el acceso inmediato y colectivo a la protección, los derechos y los servicios esenciales en los Estados miembros de la UE. Casi 4,9 millones de personas, en su mayoría mujeres y niños, se han beneficiado de la protección temporal o de regímenes nacionales similares en toda Europa. Las organizaciones que prestamos asistencia dentro de Ucrania, a los refugiados que han huido del país y a las comunidades de acogida, acogemos con satisfacción la activación de la DPT y todas las medidas prácticas adoptadas por los gobiernos, junto con la sociedad civil y los ciudadanos, para acoger y apoyar a los refugiados de Ucrania. Esto incluye, entre otras cosas, la adaptación y el aumento de las capacidades de acogida de los Estados miembros, la provisión de alojamiento público y privado y la introducción de ayuda financiera específica. Sin embargo, garantizar que todos los refugiados ucranianos disfruten de los derechos establecidos en la DPT no ha estado exento de dificultades. Pedimos a la UE y a los Estados miembros que redoblen sus esfuerzos para garantizar su aplicación efectiva, uniforme e integradora, abordando las siguientes cuestiones:

Abordar los obstáculos al disfrute del estatus y los derechos

La aplicación incoherente de la DPT en los Estados miembros genera incertidumbre entre las personas sobre su estatus, derechos y protección, especialmente entre las que se encuentran en situaciones vulnerables. Los refugiados se enfrentan a múltiples obstáculos prácticos, jurídicos y administrativos cuando intentan acceder a derechos y servicios. Entre ellos se encuentran el limitado ámbito de aplicación de la DPT en relación con los nacionales de terceros países (NTP) y los apátridas; los obstáculos para que los NTP que pueden optar a la protección temporal obtengan este estatuto; las diferentes interpretaciones de las definiciones fundamentales (por ejemplo, "familia" y "personas vulnerables") por parte de las distintas autoridades nacionales; las dificultades para volver a entrar en los países de la UE tras visitas de corta duración a Ucrania (y mantener el estatuto jurídico y el correspondiente acceso a las prestaciones); y las limitaciones a la libre circulación y a la transferencia de protección entre Estados miembros. Incluso en los casos en que se ha concedido protección, los obstáculos prácticos para disfrutar de los derechos derivados pueden ir desde locales insalubres, información incompleta sobre la asistencia disponible, derivaciones no sistemáticas a atención especializada o falta de un apoyo adecuado en materia de traducción. En la actualidad, 7 de cada 10 refugiados en países vecinos de Ucrania afirman que no pueden cubrir sus necesidades básicas en función de sus ingresos y de la ayuda recibida. Además, las mujeres y las niñas corren un mayor riesgo de sufrir explotación y abusos sexuales, especialmente en alojamientos privados no controlados y mientras buscan servicios básicos. Según los informes, las adolescentes, las mujeres romaníes y las personas de LGBTIQ+ también se enfrentan a riesgos adicionales de trata y de VBG , además de mayores dificultades para acceder a las necesidades básicas y a los servicios de protección.

Proteger a los niños y garantizar su escolarización

Los niños representan casi el 40% de los refugiados de Ucrania. Muchos han estado expuestos a altos niveles de estrés y acontecimientos traumáticos y a la separación de sus seres queridos, por lo que necesitan un apoyo adecuado en materia de salud mental. Además, un número considerable de niños llegan sin sus padres, en su mayoría acompañados de cuidadores, y necesitan cuidados alternativos adecuados. Resulta preocupante que, a pesar de que la TPD garantiza el derecho de los niños de Ucrania a acceder a los sistemas escolares nacionales, dos de cada tres niños no están matriculados actualmente en el sistema educativo del país de acogida. Los problemas de capacidad en algunos países de la UE son un reto clave, pero también la discrepancia percibida entre los certificados de escolarización y las expectativas de padres e hijos respecto a la duración de su estancia en el país de acogida. Garantizar la escolarización de estos niños es esencial para su sensación de bienestar y pertenencia. También es urgente ampliar la programación dirigida a los niños con discapacidades en los países de acogida.

Proteger a los no ucranianos, apátridas y gitanos que huyen de Ucrania

Los NTP que huyen de Ucrania tienen dificultades para acceder a los mismos derechos y estatus que los ucranianos en Europa. Los NTP que pueden necesitar protección, en particular los solicitantes de asilo y muchos apátridas, no pueden acogerse a la protección prevista en el ámbito de aplicación actual de la DPT. Se han denunciado prácticas discriminatorias en relación con los NTP que anteriormente se beneficiaban de protección internacional en Ucrania. Algunos esperan hasta cinco meses para recibir protección temporal, mientras que los nacionales ucranianos reciben documentos el mismo día de la solicitud en 17 países. Algunos son desviados al procedimiento de asilo en la UE a pesar de tener derecho a protección temporal. Los refugiados romaníes de Ucrania también son objeto de una discriminación exacerbada en los países de acogida de la UE. Se enfrentan a barreras adicionales a la hora de acceder a servicios como la vivienda, el empleo, la información, la asistencia jurídica y la educación.

Evitar la pérdida de apoyo

A pesar de la prórroga de la DPT de la UE hasta marzo de 2024, algunos países de acogida introdujeron cambios legislativos en sus regímenes nacionales de protección temporal para acortar los plazos de registro y reducir el apoyo gubernamental al alojamiento de los refugiados. Estas medidas corren el riesgo de agravar la precariedad y el aislamiento social de los refugiados que no pueden trabajar para cubrir estos costes, ya sea debido a sus discapacidades, vulnerabilidades o responsabilidades concurrentes como cabezas de familia. Además, en algunos Estados miembros se tiende a rebajar el nivel de los cuidados alternativos para los niños que llegan sin sus padres con el fin de acoger a grupos más numerosos de niños, lo que pone en peligro los niveles de calidad de los cuidados alternativos adaptados a la comunidad. Reiteramos que la TPD da derecho a todas las personas que huyen del conflicto en Ucrania a acceder inmediatamente a permisos de residencia, alojamiento adecuado, atención médica y asistencia social, independientemente de su situación profesional.

Invertir desde el principio en la inclusión de los refugiados y en soluciones a largo plazo

Sin que se vislumbre el final de la guerra en Ucrania, y aunque la gran mayoría de los refugiados tienen la esperanza continua de volver a sus hogares, la realidad hoy es que los retornos voluntarios, seguros y sostenibles están lejos de ser posibles. Acogemos con satisfacción la prórroga de la TPD hasta marzo de 2024. Los Estados miembros deben garantizar ahora la renovación y/o expedición oportunas de los permisos de residencia, al menos durante toda la vigencia del régimen de la DPT, tal como se establece en las directrices operativas de la Comisión Europea. Las inversiones tempranas en vías alternativas claras hacia otros estatutos para la estancia legal más allá de la duración de la DPT también son clave para permitir a los refugiados planificar con antelación y tomar decisiones informadas y voluntarias sobre su futuro. Además de la ayuda de emergencia, el apoyo a los refugiados debe centrarse ahora en su inclusión en las sociedades de acogida mediante el acceso a la vivienda, los mercados laborales, la educación y otros sistemas nacionales, para ayudarles a ser más autosuficientes y promover su participación social. Debe prestarse especial atención a permitir un acceso rápido y desestigmatizado a la salud mental y al apoyo psicosocial para garantizar una protección acorde con el trauma experimentado por los refugiados de Ucrania. Para apoyar futuros retornos y reintegraciones sostenibles, las necesidades y perspectivas de los refugiados deben formar parte de la agenda de recuperación y reconstrucción de Ucrania.

Promover la igualdad de trato de los refugiados

A pesar de los problemas que plantea la aplicación de la TPD, su activación y los importantes esfuerzos de los gobiernos europeos para acoger a los refugiados procedentes de Ucrania han tenido un impacto enormemente positivo en la vida de millones de personas. También pone en perspectiva la falta de voluntad de Europa para extender esta acogida a otros refugiados, ya que se da prioridad a disuadirlos de llegar y a contenerlos una vez que lo hacen. Los niños y sus familias procedentes de otros países afectados por conflictos se enfrentan a viajes mortales, fronteras cerradas y violencia en su búsqueda de seguridad en Europa. A su llegada, son recibidos con restricciones de movimiento, a menudo en campamentos superpoblados o centros de acogida con acceso inadecuado a protección y servicios. Europa ha demostrado que es posible ofrecer rutas seguras y legales hacia la seguridad, libertad de circulación y apoyo a los refugiados para que reconstruyan sus vidas. De cara al futuro, ésta debe ser la norma cuando se produzca un desplazamiento significativo hacia Europa, no la excepción.

 

Pedimos a los Estados miembros de la UE que

  • Garantizar que todas las personas que huyen de Ucrania sigan teniendo acceso al territorio de la UE, un registro rápido para la protección temporal sin tener que hacer frente a cargas administrativas adicionales, e información sobre la protección temporal y los derechos que proporciona en las lenguas pertinentes y en formatos accesibles.
  • Proporcionar acceso a recursos legales, cuando se deniegue el registro para la protección temporal, y acceso a procedimientos de asilo justos y bien dotados de recursos junto a la protección temporal para quienes lo soliciten.
  • Ampliar la capacidad de los sistemas educativos nacionales y reforzar la capacidad de los profesores para apoyar la integración de estudiantes de distintos orígenes. Garantizar que los refugiados de Ucrania conozcan su derecho a acceder a la educación en el sistema local.
  • Reforzar la prestación de servicios de salud mental y apoyo psicosocial a los refugiados de Ucrania para que puedan superar los traumas inducidos por el conflicto.
  • Garantizar que los refugiados reciban un apoyo que responda a sus necesidades inmediatas y a largo plazo mediante la inclusión en los sistemas nacionales (como sanidad, trabajo, educación, protección social, etc.), adaptado a las vulnerabilidades identificadas y capacitando a todos los refugiados para tomar decisiones informadas y voluntarias sobre su futuro.
  • Garantizar una aplicación amplia, inclusiva y no discriminatoria de la Directiva sobre protección temporal, en particular ampliando su ámbito de aplicación a todos los no ucranianos que huyen de Ucrania y no pueden regresar con seguridad a su país de origen. Los Estados miembros deben garantizar la igualdad de trato a los nacionales de terceros países que puedan acogerse a la protección temporal.
  • Proporcionar permisos de residencia oportunos al menos durante toda la duración del régimen de protección temporal para garantizar una seguridad adicional a las personas afectadas y reducir la carga administrativa de las instituciones gubernamentales pertinentes.
  • Proteger a las personas que regresan temporalmente a Ucrania de la cancelación de la protección temporal y, por tanto, de la pérdida del estatuto. Los movimientos pendulares no deben afectar al acceso de las personas a los derechos y prestaciones relacionados.

Pedimos a la Comisión Europea que

  • Supervisar estrechamente y abordar con prontitud cualquier problema relacionado con la aplicación de la Directiva sobre protección temporal, así como proporcionar orientaciones claras sobre las lagunas y divergencias más detectadas (por ejemplo, en relación con los movimientos pendulares, las definiciones de "visita de corta duración" y "retorno voluntario", y las medidas que obligan a los beneficiarios de protección temporal a sufragar sus gastos de alojamiento).
  • Garantizar la disponibilidad de estadísticas actualizadas sobre el número de solicitudes presentadas, aceptadas y rechazadas, desglosadas por país de origen, nacionalidad, edad y sexo, para la elaboración de políticas y la toma de decisiones basadas en datos.
  • Ampliar la Directiva de Protección Temporal más allá de 2024 y empezar a invertir ahora en opciones de estancia legal más allá de 2025 para permitir a las personas planificar y tener certidumbre sobre su futuro. Estas opciones deben adaptarse a las necesidades de los grupos vulnerables y podrían incluir sistemas de movilidad laboral y oportunidades de residencia de larga duración, además de sistemas de asilo bien dotados capaces de tramitar un futuro aumento de las solicitudes.
  • Garantizar que las soluciones duraderas para las poblaciones desplazadas se sitúen en el centro de la planificación de la recuperación y la reconstrucción de Ucrania, con el fin de permitir retornos sostenibles y voluntarios y la reintegración de los refugiados una vez que la situación lo permita.

 

Firmantes: 

  1. Acción contra el Hambre 
  2. ActionAid Internacional 
  3. ARSIS - Asociación para el Apoyo Social de la Juventud 
  4. CARE Internacional  
  5. Cáritas Europa 
  6. Cáritas Zaporizhzhia 
  7. Asociación CARUSEL 
  8. CF "Derecho a la protección" (R2P) 
  9. Organización benéfica "Fundación Benéfica "Todo es posible" 
  10. Círculo infantil 
  11. Servicio Mundial de Iglesias 
  12. Comisión de las Iglesias para los Migrantes en Europa (CCME) 
  13. CLEAR Global 
  14. COFACE Familias Europa 
  15. Fundación Comenius para el Desarrollo de la Infancia  
  16. Consejo Danés para los Refugiados 
  17. Diotima - Centro para los derechos y la igualdad de género 
  18. Dråpen i Havet (Una gota en el océano) 
  19. Asociación EasyECO 
  20. ECHO100PLUS 
  21. E-Romnja - Asociación para la Promoción de los Derechos de la Mujer Gitana 
  22. Eurodiaconia 
  23. Red Europea de Apátridas 
  24. FEANTSA (Federación Europea de Organizaciones Nacionales que Trabajan con Personas sin Hogar) 
  25. Fenix Asistencia Jurídica Humanitaria 
  26. Consejo Ecuménico de Finlandia 
  27. Fundación para el Desarrollo "Más allá de Broders  
  28. Asociación Four Change 
  29. Fundacja Aktywizacji i Integracji Nowe 
  30. Fundacja Innowacja i Wiedza (Fundación Innovación y Conocimiento) 
  31. Fundacja Ukraina 
  32. Fundacja w Stronę Dialogu (Fundación Hacia el Diálogo) 
  33. Foro Griego de Migrantes 
  34. Ayudar a salir 
  35. Fundación Helsinki para los Derechos Humanos, Polonia 
  36. HIAS Europa  
  37. Derechos Humanos360 
  38. Iglesia Evangélica Española 
  39. ILGA-Europa  
  40. Consejo de Inmigrantes de Irlanda 
  41. Comité Internacional de Rescate 
  42. Servicio Jesuita a Refugiados Europa 
  43. Servicio Jesuita a Refugiados Grecia 
  44. Niños necesitados de defensa (KIND) 
  45. Médicos del Mundo (MdM Grecia)  
  46. Médicos del Mundo (MdM España) 
  47. Mercy Corps 
  48. Red por los Derechos de la Infancia, Grecia 
  49. Oxfam 
  50. Plan Internacional  
  51. ROKADA 
  52. Oficina de Cooperación Transfronteriza Rumanía-Ucrania 
  53. Save the Children 
  54. SolidaridadAhora 
  55. Aldeas Infantiles SOS 
  56. Stowarzyszenie Lepszy Świat 
  57. Svenska kyrkan 
  58. Escuela de Estudios Políticos Symbiosis-Consejo de Europa en Grecia 
  59. Federación Internacional Terre des Hommes  
  60. Asociación de Ucranianos en Polonia  
  61. Fundación Instituto Estado de Derecho, Polonia 
  62. Iglesia Protestante Unida de Bélgica 
  63. Yoga y deporte con los refugiados 

 

Buscar en HIAS